GIULIANO DE MEDICIS  

Publicado por ABELARDA


Lorenzo de Medicis solo tenia 20 años cuando en 1469 tomó las riendas del gobierno de Florencia. A pesar de tratarse de un neófito, pronto demostró que estaba dispuesto a ejercer el poder mas firmemente que su padre ysu abuelo, iniciadores de áquel régimen absoluto, vitalicio y hereditario, verdadera monarquia disfrazada de república, que era la señoría florentina.
Para empezar, se aseguró un Consejo de los Cien, con lo que las funciones de poder legislativo quedaron en sus manos. Convertido en amo indiscutible de la ciudad, Lorenzo se rodeó de sus parientes y partidarios, se comportó como un principe y apartó al resto de familias de los puestos clave del gobierno.

Esta actitud deterioró la relación con el clan Pazzi, eternos rivales de los Médicis. Su primera venganza consistió en prestar al papa Sixto IV, el dinero necesario para comprar la ciudad de Imola, que Lorenzo deseaba para sí. Entre las dos familias se declaró una lucha abierta, y la tensión llegó a tal punto que, en connivencia con el arzobispo de Pisa, los Pazzi planearon el asesinato de Lorenzo.
El dia elegido para dar el golpe fue el domingo 26 de abril de 1478. El lugar, la catedral de Santa Maria del Fiore. Era segura la presencia de Lorenzo y su hermano menor Giuliano, un joven amable y querido por todos que hasta entonces se habia quedado al margen de las intrigas politicas.
Los conjurados, con la colaboracion de algunos frailes, esperaron a que el templo estuviera lleno. Cuando el oficiante levantaba la hostia y los fieles inclinaban respetuosamente sus cabezas, varios hombres armados se lanzaron sobre los hermanos.
Giuliano fue acribillado a puñaladas por Francisco de Pazzi y murió casi en el acto; Lorenzo, aunque herido, consiguió protegerse de las estocadas con su capa, retrocedió en medio del alboroto y dirigió hacia la sacrístia, poniendose a salvo.
Una vez restablecido el orden en la catedral, un grupo de amigos lo escoltó hasta su residencia. Cuando esa misma tarde se presentó ante el pueblo, fue aclamado por una multitud enfervorizada.

Los partidarios de los Medicis no tardaron en vengar la muerte de Giuliano.
Jacobo de Pazzi y el arzobispo de Pisa trataron sin exito de encabezar una revuelta y fueron ajusticiados, el segundo fue ahorcado, con todos sus ropajes litúrgicos, en el balcón del Palazzo Vecchio.
Rafael Riario, sobrino del papa y sospechoso de colaboracion fue encerrado en prision.
Las represalias alcanzaron a otros muchos miembros de los Pazzi, condenados a muerte o encarcelados durante la feroz represion que siguio a estos cruentos episodios.

Lejos de desacreditar a los Medicis, la conjura estrechó los vínculos entre la familia y el pueblo de Florencia

This entry was posted on jueves, octubre 28, 2010 and is filed under . You can leave a response and follow any responses to this entry through the Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) .

0 comentarios